Me llamo Alejandro, soy madrileño y tengo 28 años. Profesionalmente me he dedicado a la traducción y a la docencia; en la actualidad estoy terminando mi tesis para doctorarme en literatura alemana (así que me paso la vida entre libros, como os podéis imaginar). Os dejo alguna preguntas que suelen hacerme para que me conozcáis un poco mejor:

¿Y desde cuándo escribes?

Desde los quince años, o quizá antes. En realidad es una afición que me ha acompañado siempre.

¿Has publicado más cosas?

He escrito más novelas, pero nunca antes he querido publicar nada y tampoco entra en mis planes retomar esos libros de cuando era más joven: algunos están demasiado verdes, y otros me obligarían a comprometerme de nuevo con géneros literarios que ahora no me apetece tratar. Sí que me planteo recuperar alguno de los muchos relatos y cuentos que he escrito, aunque en general me contento con compartirlos con mis amigos o con otros compañeros escritores.

Pues para no gustarte lo de publicar cosas, bien que te montas un blog y todo eso.

Me da muchísima vergüenza que la gente lea mis cosas, así que esto es un salto de fe. Tengo confianza en que lo que he escrito merece la pena, y también mucha gente a mi alrededor que me ha animado a dar el paso. Aunque a veces me cueste mucho trabajo superar esas reticencias, el blog y la las redes sociales son una herramienta indispensable para dar a conocer mi trabajo.

¿Y por qué has elegido Amazon para publicar?

Por probar. Me gustaba la idea de gestionar en persona todo lo que tenga que ver con mi libro, así que opté por autopublicar antes siquiera de enviar el manuscrito a ninguna editorial. Eso no significa que no me plantee recurrir a una editorial tradicional en el futuro para otros proyectos, pero en este momento me pareció la decisión correcta.

¿Y estás contento con cómo funciona?

Es alucinante que cualquiera pueda compartir lo que ha escrito con las facilidades que existen hoy en día. El riesgo también es alto, claro: hay millones de libros a disposición del público, y destacar entre tantas obras (muchas de ellas excelentes) requiere una dedicación y un tiempo que no siempre tengo. Aún tengo que cogerle el truco a este mundillo, pero de momento estoy disfrutando mucho del proceso, que es lo que yo quería. Con esto no quiero decir que sea mejor ni peor que la edición tradicional (que también conozco desde dentro a raíz de mi trabajo); de hecho, un buen editor es el mejor aliado de cualquier escritor. Pero con esfuerzo y algo de ayuda se puede suplir esa ausencia y obtener resultados igual de buenos. La clave es ir paso a paso y poner empeño.

¿Entonces has pagado para publicar tu libro?

No, en Amazon no tienes que pagar nada. Hay empresas que se dedican a la autopublicación y te cobran una cantidad importante a cambio de imprimir cierto número de ejemplares: no es mi caso. Quien quiere mi libro puede comprarlo y Amazon lo imprime a propósito: no hay ningún almacén perdido con 500 copias sin vender.

¿Y quién pone el precio?

El autor, aunque para la edición en papel hay un mínimo que Amazon te exige para compensar los gastos de impresión. En mi caso, he seleccionado la cantidad más baja que podía para obtener un euro por cada libro que vendo. Puede parecer poco, pero es más o menos lo que un autor novel gana en editoriales convencionales… y de todas formas no es algo que haga por dinero.

¿Por qué superhéroes?

Porque soy un friki que lleva bebiendo cómics, videojuegos y novelas o películas de ciencia ficción y fantasía desde que tengo memoria. De todos modos, en realidad el tema de los superpoderes es una excusa para desarrollar el argumento que tenía en mente. Una parte que disfruto muchísimo de escribir (puede que la que más) es la de crear el mundo en el que transcurre la acción, pero al final todo eso va encaminado a contar una historia sólida.

¿Y con tu trabajo no tienes miedo de que te tomen menos en serio por escribir estas cosas?

Hay gente que tiende a minusvalorar (o directamente a despreciar) según qué géneros y modalidades literarias: la fantasía, la sci-fi, la novela juvenil, el cómic… Esa tensión entre la a veces mal llamada «alta literatura» y la literatura «de consumo» es una constante histórica, pero los límites entre una y otra son mucho más difusos de lo que cabría pensarse, y además cambian con el tiempo.

Hay una infinidad de escritores de prestigio y hasta de premios Nobel que han sido influidos por autores mucho menos considerados por la crítica, y al revés: novelas denostadas por «los críticos serios» (jeje) que reflejan un conocimiento y una apreciación profundos de la literatura más clásica o canónica. Por ejemplo, mi novela se abre con una frase del Richard III de Shakespeare (y encima en inglés, para parecer más pedante), pero en realidad es también una cita extraída del cómic V de Vendetta. A mí me gusta investigar esas fronteras. Y al margen de eso… no, no me importan los estereotipos. Solo me preocupa disfrutar con lo que hago. Y ya si los lectores disfrutan, como está siendo el caso, pues perfecto.

¿Qué podemos esperar de este blog?

Noticias sobre mis libros, adelantos de lo que escribo y, entre medias, muchos posts sobre películas, series, videojuegos o libros que vayan cayendo en mis manos. Siempre me ha gustado leer las opiniones de mis autores favoritos sobre otras obras, tanto para ver si coincidimos como para acercarme más al proceso creativo y los referentes de dicho autor/a. Y me encanta discutir de literatura o de cine con otra gente. Así que perfecto.

¿Y cuál es tu próximo proyecto?

La segunda parte de Iniciativa 5, claro: llevo con ella casi desde que empecé con la primera. Y pronto puede haber novedades…

 

Si quieres preguntarme algo más, puedes hacerlo a través del formulario de contacto.